domingo, 26 de mayo de 2019

Queda muy poco del Tucumán de 1810

En la Casa Histórica, en el Museo Folklórico y en la Peña El Cardón encontramos huellas de la época colonial. Los objetos de aquellos años.

Queda muy poco. Casi nada. Intentar conocer cómo vivíamos los tucumanos en 1810 a partir de las objetos e inmuebles que sobrevivieron de la época colonial puede deparar sorpresas. La primera (mala) noticia es que la modernidad arrasó con prácticamente todas las antiguas casas y edificios que en ese momento histórico formaban parte del casco céntrico de la ciudad.

Sólo una fachada, las paredes de una casa y el Salón de la Jura de la Casa Histórica nos permiten acercarnos a aquellos tiempos. De esos años se conserva parte de la casa que perteneció a la familia Alurralde y que hoy es el Museo Folklórico (24 de Septiembre 565), y el frente del inmueble donde funciona la Peña El Cardón (Las Heras 60), según consta en el Catálogo del Bicentenario-Patrimonio Edilicio y Urbanístico de Tucumán, que hizo Juan Bautista García Posse bajo la coordinación de Mercedes Aguirre, del Ente Cultural Tucumán.

A los objetos de la época no les pasó la picota por encima, pero muchos terminaron arrojados al olvido por el desinterés. “Los elementos de uso cotidiano se fueron cambiando. Algunas familias pudieron conservar algo y lo donaron a la Casa Histórica. Si tenemos en cuenta que para armar la sala de representantes se debió recurrir a familias y conventos para conseguir sillas y mesas, quiere decir que el mobiliario de esa época no era muy completo ni como lo conocemos ahora. Las casas importantes podían tener una que otra mesa, escasos asientos, cajas (baúles) para guardar ropa, libros, joyas o papeles. Algunos tenían un estrado (tarima) con balaustrada para separar ambientes en una pieza, pero carecían de armarios. Por lo común en pocas piezas resolvían su vida cotidiana”, detalló García Posse.

Hay un lugar clave donde es posible encontrar testimonios originales de la época colonial. Es en el primer salón de la Casa Histórica. Allí se conserva, por ejemplo, una petaca de viaje hecha de cuero, en la cual los viajeros guardaban sus objetos de uso personal, como la ropa y los libros. Cuenta Juan Pablo Bulacio, del Área de Investigación del Museo Casa Histórica, que la creciente actividad económica hacia fines del siglo XVIII intensificó el tránsito por los caminos: la gente se trasladaba en carreta. Los viajeros llevaban en sus carruajes desde sus criados hasta sus libros e incluso sus muebles.

También hay en esta sala del solar histórico un espejo de plata labrada. Era uno de los bienes más preciados por las mujeres de elite, resalta Bulacio. En realidad, todos los elementos de platería eran muy valorados en aquella época. Dos vitrinas lo reflejan claramente: hay jarras, un mate con su respectiva bombilla y candelabros. “La vajilla de plata se usaba para ocasiones especiales y las familias la tenían más bien como reserva económica. En caso de crisis, las vendían”, especifica.

Un arcón de madera, un crucifijo, una campana y dos atriles, todos del siglo XVIII, completan la colección de objetos coloniales. “Del año 1810 no tenemos nada específicamente”, aclara Bulacio. Lo que sí tienen como un elemento muy preciado son las puertas originales de la casa, construida durante la década de 1760. El inmueble emblemático atravesó por sucesivos y profundos cambios de fisonomía. Fue declarado Monumento Nacional en 1941 y reconstruido en 1943. Del edificio original solo queda la sala donde se juró la independencia, pero ni siquiera los muebles que están allí son los originales de 1816.

“Sí hay algunos muebles de la época colonial en la iglesia San Francisco”, acota Mercedes Aguirre, quien señaló que desde el Ente Cultural están en pleno trabajo de investigación para rastrear todas las huellas históricas del Tucumán colonial. Otros rastros de la época se pueden hallar en el Museo Histórico Nicolás Avellaneda. Se trata de imágenes religiosas que donaron distintas familias.

“Es una pena que casi no haya quedado patrimonio de 1810 en nuestra provincia. Lamentablemente no hubo una legislación adecuada para proteger los edificios a tiempo”, sostuvo Valentina Mitrovich, profesora de historia y jefa del área de investigación del Museo Casa Histórica de la Independencia, coautora del libro Los tiempos del Congreso en 1816. Una mirada desde adentro.

Lucía Lozano - LA GACETA

jueves, 23 de mayo de 2019

Recrean cerveza bíblica de hace 5.000 años

Un equipo israelí compuesto arqueólogos, biólogos y fabricantes de cerveza elaboró con éxito, usando levadura que permaneció miles años inactiva, la cerveza que el gigante filisteo Goliat pudo haber tomado cuando iba a enfrentarse con un joven pastor llamado David. Y si consiguen la financiación necesaria, es posible que la cerveza esté pronto al alcance de los consumidores en los estantes de los supermercados.

En el mundo antiguo se le atribuían a la cerveza grandes poderes, especialmente para el culto religioso y propiedades curativas. La cerámica utilizada para producir cerveza en la antigüedad sirvió de base para esta nueva investigación. La investigación fue dirigida por el Dr. Ronen Hazan y el Dr. Michael Klutstein, microbiólogos de la Escuela de Odontología de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Dr. Yitzhak Paz de la Autoridad de Antigüedades de Israel. El equipo examinó las colonias de levadura que se formaron y se asentaron en los nano-poros de la cerámica. En última instancia, pudieron resucitar y usar esta levadura para crear una cerveza de alta calidad... que tiene aproximadamente 5.000 años de antigüedad.

Muchos cocineros fueron invitados a esta cocina, para aislar los especímenes de levadura de los restos antiguos y crear con ella una cerveza. Primero, los científicos se acudieron a los viticultores de la bodega Kadma Winery en Kfar Uria cerca de Jerusalén. Esta bodega aún produce vino en vasijas de barro, lo que demuestra que la levadura puede ser removida de forma segura de la cerámica, incluso si ha estado inactiva al sol durante años.

La levadura fue fotografiada por la Dra. Tziona Ben-Gedalya en el Centro de Investigación y Desarrollo de la Región de Judea. Tras un examen inicial, el equipo acudió a los arqueólogos, Dr. Yitzhak Paz, el profesor Aren Maeir de la Universidad de Bar Ilan y a los profesores Yuval Gadot y Oded Lipschits de la Universidad de Tel Aviv. Estos arqueólogos les dieron trozos de cerámica que habían sido utilizados como jarras de cerveza y aguamiel (vino de miel) en la antigüedad, y milagrosamente, todavía tenían especímenes de levadura atrapados en el interior. Estos frascos se remontan al reinado del faraón egipcio Narmer (aproximadamente 3.000 AEC), del rey arameo Hazael (800 AEC) y del profeta Nehemías (400 AEC), quien, según la Biblia, gobernó Judea bajo el reinado persa.

Los investigadores, con la ayuda de la estudiante Tzemach Aouizerat, de la Universidad Hebrea, limpiaron y establecieron la secuencia del genoma completo de cada espécimen de levadura y los entregaron al Dr. Amir Szitenberg del Centro de Ciencias del Mar Muerto-Arava para su análisis. Szitenberg descubrió que estos cultivos de levadura de 5.000 años son similares a los utilizados en las cervezas tradicionales africanas, como el de vino de miel etíope “tej” y la levadura de cerveza moderna.

Ahora había llegado el momento de recrear el antiguo brebaje. El experto local de cerveza israelí Itai Gutman ayudó a los científicos a hacer la cerveza. La cerveza fue probada por el Dr. Elyashiv Drori de la Universidad de Ariel, así como por catadores certificados del Programa Internacional de Certificación de Juez de Cerveza, bajo la dirección del cervecero y propietario de Biratenu, Shmuel Nakai. Los catadores aprobaron la cerveza, considerándola de alta calidad y segura para el consumo.

El Dr. Ronen Hazan, de la Facultad de Odontología de la Universidad Hebrea-Hadassah manifestó que "Lo más maravilloso aquí es que las colonias de levadura sobrevivieron dentro del recipiente durante miles de años, esperando simplemente ser excavadas y cultivadas. Esta antigua levadura nos permitió crear una cerveza que nos permite saber a qué sabían las antiguas cervezas filistea y egipcia. Por cierto, la cerveza no es mala. Aparte del artilugio de beber cerveza de la época del Faraón, esta investigación es extremadamente importante para el campo de la arqueología experimental: un campo que busca reconstruir el pasado. Nuestra investigación ofrece nuevas herramientas para examinar métodos antiguos y nos permite probar los sabores del pasado".

"Estamos hablando de un verdadero avance aquí. Esta es la primera vez que logramos producir alcohol antiguo a partir de levadura antigua. En otras palabras, de las sustancias originales a partir de las cuales se produjo el alcohol. Nunca se había hecho antes", apuntó el Dr. Yitzchak Paz, de la Autoridad de Antigüedades de Israel

El profesor Yuval Gadot, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv y Culturas del Antiguo Cercano Oriente, detalló: "Cavamos en Ramat Rachel, el sitio persa más grande del reino de Judea, y encontramos una gran concentración de jarras con las letras J, H, D - Yahud escrito en ellas. En un sitio real como Ramat Rachel tiene sentido que el alcohol se consuma en la casa del gobernador persa".

El profesor Aren Maeir, del Departamento de Estudios de la Tierra de Israel y Arqueología de la Universidad de Bar-Ilan, destacó que "Estos hallazgos muestran una retrato que respalda la imagen bíblica de los borrachos filisteos".

Aurora-israel.co.il

miércoles, 10 de abril de 2019

Prensentan la primera foto real de un Agujero Negro

La primera imagen real de un agujero negro, situado en la constelación de Virgo fue presentada hoy simultáneamente en seis conferencias de prensa organizadas a nivel global como parte de los primeros resultados de un proyecto internacional.

La fotografía es el resultado del programa Event Horizon Telescope (EHT, por sus siglas en inglés), en el que participan investigadores de 18 países.

Para lograr la instantánea, los expertos analizaron durante dos años los datos obtenidos por un gran telescopio virtual de tamaño terrestre formado por ocho observatorios ubicados en Estados Unidos, México, Chile, España y la Antártida.

Los expertos consideran que conseguir la foto de un agujero negro permitirá en última instancia validar o someter a modificación la Teoría de la Relatividad General de Einstein, al ser puesta a prueba en este entorno extremo.

También, añaden, facilitará saber qué pasa alrededor de los agujeros negros, objetos exóticos que concentran masa a una densidad capaz de producir un campo gravitatorio de tal fuerza que ni siquiera la luz puede escapar.

mem/rml/Prensa Latina

miércoles, 3 de abril de 2019

Simulan como sería el final del Universo

Dentro de millones de años una colisión de dos estrellas de neutrones abrirá la era de los agujeros negros y un tiempo después llegará el final del Universo.

Así lo describe un fantástico vídeo documental (en 4K y con subtítulos en español) creado por John D. Boswell, productor y compositor de música electrónica que te sonará del proyecto ‘Symphony of Science‘, una serie de remezclas para difundir el conocimiento científico y la filosofía a través de cortes de programas de divulgación o científicos de primer orden como Carl Sagan, Richard Feynman, Neil deGrasse Tyson, Bill Nye o Stephen Hawking.

Boswell tiene otras creaciones sobresalientes como el vídeo publicado el pasado año donde comprimía en una escala de 10 minutos la historia conocida (o estimada) desde su creación en el Big Bang hace 13.800 millones de años hasta la actualidad.

Ahora, como continuación, ha preparado “El viaje al fin de los tiempos”. Comienza en 2019 y es una imagen del futuro según lo previsto por la ciencia moderna. Una imagen que seguramente evolucionará a medida que encontremos más pistas sobre cómo se desarrollará nuestra historia futura.

El vídeo está creado con técnica de cámara rápida timelapse y repasa desde los tiempos actuales hasta el final, comenzando por las desvastadoras consecuencias del cambio climático, la conquista de Marte, la erupción de supervolcanes, la creación de un supercontinente en la Tierra y otros muchos sucesos.

Millones de años después, el mismo Sol que nos da la vida acabará con nuestra Tierra y también llegará el final de planetas y estrellas. El viaje repasa la teoría de descomposición de los protones, las galaxias zombies, las posibles civilizaciones futuras, los efectos de la energía oscura, los universos alternativos, los agujeros negros en expansión y el final del Universo.

Un vídeo espectacular que cuenta con las voces de David Attenborough, Craig Childs, Brian Cox, Neil deGrasse Tyson, Michelle Thaller, Lawrence Krauss, Michio Kaku, Mike Rowe, Phil Plait, Janna Levin, Stephen Hawking, Sean Carroll, Alex Filippenko y Martin Rees, con subtítulos en español y con resolución hasta 4K. Para no perdérselo.

miércoles, 20 de marzo de 2019

Hallan en Egipto las embarcaciones descritas por Heródoto

En el siglo V a.C., el historiador griego Heródoto visitó Egipto y posteriormente escribió sobre las baris, unas inusuales embarcaciones que navegaban por el Nilo, en su obra 'Historias'. Durante siglos, nunca fue encontrada ninguna evidencia arqueológica de que tales embarcaciones realmente existieran. Hasta ahora.

Un naufragio "fabulosamente conservado", hallado en las aguas alrededor de las ruinas  submarinas de la antigua ciudad portuaria de Heracleion, puso fin a las dudas y reveló que los relatos de Heródoto sobre las baris eran extremadamente precisos.

Alexander Belov, cuyo libro sobre el naufragio se publica este mes, sugiere que la arquitectura náutica del naufragio es tan cercana a la descripción de Heródoto que podría haber sido construida en el mismo astillero que visitó el historiador griego. El análisis palabra por palabra de su texto demuestra que casi todos los detalles se corresponden "exactamente con la evidencia".

"No fue hasta que descubrimos este naufragio que nos dimos cuenta de que Heródoto tenía razón. Lo que Heródoto describió fue lo que estábamos viendo", dijo a The Guardian Damian Robinson, director del centro de arqueología marítima de la Universidad de Oxford, autor de una publicación acerca de los hallazgos.

mundo.sputniknews.com