viernes, 1 de septiembre de 2017

La fuerza que produce mareas en la Tierra causa terremotos en la Luna

La misma fuerza gravitatoria responsable de crear mareas en la Tierra podría estar causando terremotos profundos en la Luna, confirma un nuevo estudio.

Un nuevo análisis de los datos recopilados por las misiones Apolo confirma que el estrés de marea -la atracción gravitatoria de la Luna en la Tierra y la Tierra en la Luna- es responsable de causar terremotos lunares profundos.

Los sismómetros colocados en la Luna durante las misiones Apolo 12, 14, 15 y 16 revelaron que la Luna experimenta profundos sismos de 800 a 1.200 kilómetros por debajo de su superficie aproximadamente cada 27 días.

Puesto que esto es aproximadamente el tiempo que tarada la Luna en hacer un circuito completo alrededor de la Tierra, los científicos sospecharon que los temblores de Luna eran un resultado del estrés de marea, pero su causa exacta seguía siendo una fuente de discusión.

Un nuevo estudio en el Journal of Geophysical Research: Planets, una revista de la Unión Geofísica Americana, combinó lecturas de dos diferentes sismómetros colocados en la Luna durante las misiones Apolo de una nueva manera. Usando esta técnica, los investigadores analizaron 131 sismos lunares ocurridos desde 1969-1977 de los tres sitios más activos y confirmaron que probablemente son causados por el estrés de marea en la Luna.

La fuerza de marea provoca en la Tierra protuberancias de agua en los océanos, que son mareas altas. En la Luna, estas mismas fuerzas están ocurriendo, causando una distorsión a pequeña escala de todo el satélite, que los científicos han denominado una marea de cuerpo sólido. Estas mareas de cuerpo sólido crean fallas o grietas en la Luna, que friccionan entre sí cuando el estrés de marea se acumula y resulta en sismos lunares.

Mientras que los sismos profundos son generalmente de magnitud 2 o menor, ocurren mensualmente, mientras que los terremotos que ocurren a lo largo de la misma línea de falla en la Tierra pueden estar separados por décadas o siglos. Los sismos lunares también duran más tiempo que los terremotos, que suelen cesar en pocos minutos. Puesto que la Luna es mucho más seca y más fría que la Tierra, las vibraciones duran más tiempo, mientras que la estructura más compacta de la Tierra actúa como una esponja para absorber las vibraciones.

Europapress / El Universal

martes, 29 de agosto de 2017

Gurro, el Pueblo italiano que desciende de los escoceses

Durante el siglo XX miles de italianos emigraron a Escocia. Pero, al parecer, hace 400 años un puñado de escoceses podría haberse instalado en una aldea de los Alpes italianos. Al menos esto es lo que cuenta la leyenda…
Sin embargo, hay muchos indicios de que tal vez esta historia sea real.

De hecho, los habitantes de Gurro, una aldea acurrucada entre las montañas del noroeste de Italia, a pocos kilómetros de la frontera con Suiza, hablan un extraño dialecto, incomprensible incluso para los habitantes de los pueblos del mismo valle.

Además, tienen apellidos muy peculiares, más proprios de las Tierras Altas de Escocia que del Valle Cannobina de Piamonte donde residen.

Y más aún, la falda del traje típico de las mujeres recuerda de manera muy sospechosa a las líneas horizontales y verticales del tartán.


Soldados en el siglo XVI

La explicación más acreditada hasta ahora es que los ancestros de los actuales habitantes de Gurro podrían haber sido unos soldados escoceses que combatieron al sueldo del rey francés Francisco I en la batalla de Pavia, cerca de Milán, en febrero de 1525, ganada por las tropas germano-españolas del emperador Carlos V.

Según esta historia, mientras emprendían el rumbo de vuelta hacia Escocia, los soldados pararon en Gurro, donde se vieron atrapados por la nieve. Muchos de los vecinos creen que finalmente esos mercenarios nunca retomaron su camino a casa.

"He escuchado esta historia desde que era niño", afirma Alma Dresti, quien nació y se crió en Gurro.

"Sé que en parte es leyenda. Pero me gusta creer en ella y estoy convencida de que algo de verdad tiene", reconoce.

"Me gusta imaginar que aquellos jóvenes soldados que trataban de regresar a casa pararon aquí y les encantó, así que una vez llegada la primavera decidieron quedarse".

Un cuento de la zona narra cómo esos visitantes escoceses raptaron a las mujeres del pueblo aledaño, celebrando la hazaña con grandes fiestas, y luego, al amanecer, despertaron al cura del pueblo para legalizar sus uniones.

Alma afirma que esto podría explicar el origen de unas peculiares costumbres de Gurro, como la de celebrar los banquetes de boda antes de la ceremonia y de casarse por la mañana temprano.
"Esta tradición de consumir el banquete de boda una semana antes del mismo casamiento estuvo en vigor hasta la década de los 50," explica Alma.

"Mis padres, que se casaron en enero del 1951, lo hicieron así. Una semana antes de la boda invitaron a sus parientes a una fiesta enorme, luego cada uno volvió a su respectiva casa familiar y, finalmente, una semana después, se casaron en la iglesia a las 6 de la mañana".

Arquitectura y lengua

A la madre de Alma, que tiene 95 años, se la puede encontrar sentada en un banco del pueblo, mientras ocupa las horas del día en compañía de otras mujeres, todas ataviadas con el traje tradicional, enaguas de tartán incluidas. Algunas de ellas llevan el apellido Patritti, que se cree es derivado de 'Patrick'.

Mientras caminamos por las empinadas calles adoquinadas, la hija menor de Alma, Sabrina, me señala un rasgo arquitectónico inusual.

Algunos de los edificios tienen soportes de madera bajo las ventanas, colocados de manera que forman algo que se parece a una cruz de San Andrés.

Y me cuenta que algunos consideran que las palabras derivadas del celta que existen en su dialecto son la prueba de su origen escocés.

"Sobre todo la manera en que se dice 'sí'. En italiano se pronuncia 'sì' y, en general, en los otros dialectos varía levemente, como 'shi'," sostiene Alma. "En cambio aquí se dice 'aye'. El acento ha cambiado un poco, así que suena más 'ayee' que 'aye', pero aun así se parece mucho a la forma escocesa".

Hay muchos más indicios que los lugareños pueden enumerar para fundamentar su tesis.

Uno de ellos es la canción popular cuya letra habla de la nostalgia por el mar, aunque hace 500 años los vecinos de Gurro difícilmente habrían podido viajar tanto para verlo.

También tienen un nudo marinero, que esta gente de montaña debió haber aprendido de algún pescador.

Un clan más

Todos estos elementos impresionaron tanto a un antropólogo aficionado escocés, George Robert Gayre (1907-1996), barón de Lochoreshyre, quien decidió investigar el asunto.

En su libro The Lost Clan (El clan perdido), que se hizo conocido por las lamentables opiniones raciales que contiene, defiende que los habitantes de Gurro pueden reclamar su ascendencia escocesa con suficiente seguridad.

Por ello, en 1973 los incluyó de manera simbólica en su 'clan' (una palabra de origen gaélico que significa "hijo" o "descendiente" y que en Escocia se atribuye a un conjunto de personas unidas por un vínculo familiar).

Silvano Dresti rememora la fiesta que se organizó aquel año para celebrar el acontecimiento.

"Había mucho entusiasmo y para la ocasión se decoraron las calles del pueblo con banderas de Escocia y de Italia. El hecho de habernos afiliado a un clan nos hizo sentir orgullosos", explica.

Silvano recuerda al barón y a los gaiteros escoceses con sus kilt(falda típica), y a los invitados ilustres como Oscar Luigi Scalfaro, quien tiempo después fue elegido presidente de la república italiana. Un equipo televisivo de la BBC de Escocia grabó toda la celebración.

En aquella época Silvano tenía 18 años. "Yo era campanero", dice. "Aprendí a tocar el himno de Escocia, Scotland the Brave(Escocia la valiente), practicando con las campanas de la iglesia".

Alma Dresti se acuerda de que los preparativos para la fiesta empezaron mucho antes, con toda la gente del pueblo empeñada en limpiar, ordenar y plantar flores por el pueblo.

Durante aquel verano, grupos de hombres y mujeres se reunían en las laderas de las montañas del pueblo para practicar viejas canciones folclóricas que interpretarían el día de la celebración, cuenta Alma.

Ella tenía 21 años y su primera hija, de apenas dos meses de edad, era la aldeana más joven que ese día iba vestida con el traje tradicional.

"Fue una emoción increíble observar el desfile desde la plaza de la iglesia, con el barón, el alcalde, todos los invitados y los gaiteros. Fue algo único. Cuando pienso en ello todavía se me pone la piel de gallina".

Su marido, Adriano Desti, quien en aquel periodo era concejal del pueblo, tiene recuerdos igual de apasionados, aunque quizás más borrosos.

"Hicimos una fiesta con el barón en las oficinas municipales. Sentimos desde el principio un sentimiento de afinidad. ¡Él trajo tres o cuatro cajas de whisky!", cuenta entre risas.

El bar del pueblo se llamó durante años Scotch Bar (Bar escocés) y ahora es el "Circolo degli scozzesi" (El club social de los escoceses).

Silvano Dresti coge entre brazos una gaita, aunque en seguida aclara que él toca el tipo italiano más fácil, el baghet bergamasco.

Su hermano, Giorgio, visitó la casa de la familia Gayre, el castillo de Minard, cerca de Inveraray. "Cuando dijo que era de Gurro, le dieron la bienvenida", dice Silvano.

Y aunque él no fue, dice que nunca olvidará el momento en que llegó a Escocia por primera vez.

Sus ojos se humedecen mientras recuerda cuando se bajó del coche, poco antes de cruzar la frontera con Inglaterra.

"La guía nos digo, 'Allí es donde empieza Escocia'. En aquel momento sentí emociones dentro de mí que realmente no puedo explicar... Escocia ... Recuerdo haber pensado: 'Esta es la tierra de la que dicen que venimos'."

Al bajar del autobús en Edimburgo, oyó el sonido de una gaita. "Seguí la música a través de las calles hasta llegar frente a una gran tienda donde había un gaitero con su kilt y adornos. Yo ya me sentía emocionado por el sonido de la gaita, pero estar en el reino de las gaitas escocesas bajo el castillo... fue tan potente."

Nueva conexión

Una nueva conexión gaélica se estableció cuando Sabrina Dresti, hija de Adriano y Alma, visitó el norte de Escocia y se enamoró de Sam MacDuff.

Pero, ¿podría la historia de la que tan orgullosos están en Gurro convencer a un escéptico escocés?

"Bueno, al principio pensé que era una broma", afirma Sam. "Pero después de haber leído más sobre este tema, me convenció de que es posible, o, al menos, de que es plausible que hayan algunas raíces comunes".

Sam dice que su tío, un académico de la Universidad de Edimburgo y un entusiasta de la genealogía y la historia local, hizo algunas investigaciones por su cuenta.

"Examinó algunas de las tesis sobre los nombres y las razones históricas y creo que hay una cantidad razonable de indicios que demuestran que, de hecho, la historia podría estar basada ciertos elementos reales", dice con cautela.

Su suegra recuerda la reacción en Gurro cuando se anunció la noticia del compromiso.

"Había chistes del tipo, 'Tu hija está volviendo a sus raíces, así que ahora tenemos a un verdadero escocés y ya no se trata sólo de una leyenda'", dice Alma.

Visitar Escocia para la boda fue para Alma y Adriano una experiencia emocionante.

"Sentíamos un poco como si estuviéramos regresando a nuestros orígenes", explica Alma.

"Creo que todos los seres humanos están contentos de descubrir sus orígenes y saber que pertenecen a un grupo. Yo allí me sentía como en casa. Me encantaría tener la confirmación de que nuestra historia es verdadera".

Adriano cuenta que buscaron pruebas, pero en vano. "Fuimos al pueblo del barón e incluso viajamos a un viejo cementerio para ver si podíamos encontrar algunos nombres que se asemejaran a los nuestros, pero no encontramos ninguno que fuera parecido. Sin embargo, la emoción de ese día fue agradable de todos modos".

Con el propósito de que su boda reflejase lo que ella considera su herencia escocesa compartida, Sabrina convenció a Sam para que llevara un kilt. "Sí, por primera vez en mi vida!", comenta Sam. "Lo hizo principalmente para mí", se ríe Sabrina, "pero también por esta tradición".

Dany Mitzman
BBC Magazine

lunes, 17 de abril de 2017

Nuevo amistoso CSANF: Mapuche 8 Vs Esperanto 1

Han pasado casi 10 años desde la fundación del CSANF. Por ello la realización de este amistoso ocurrió en un marco especial  para el organismo. El escenario fue el Estadio Municipal "Tucapel Bustamante Lastra" de la ciudad de Linares en el cual se dió un encuentro inédito entre la selección nacional Mapuche, campeón vigente de la Campeonato Nacional de Futbol de Pueblos Indígenas en Chile y la Selektitaro Tutmonda Esperanto. El seleccionado Mapuche contó con casi la misma base que lo hizo campeonar el año 2015 mientras tanto Esperanto repetía algunos seleccionados que 3 años antes jugaron un amistoso en Buenos Aires contra la comunidad Armenia en el primer partido en la historia de la TEFA (Tutmonda Esperanto Futbala Asocio). Además del cotejo deportivo las delegaciones realizaron un encuentro cultural en el que compartieron su lengua y tradiciones. El suceso contó con el decisivo apoyo de la Ilustre Municipalidad de Linares quienes acogieron a las delegaciones y el partido de fútbol. El encuentro fue transmitido a todo el mundo vía streaming por el blog deportivo "Bola sin Manija" https://www.facebook.com/bolasinmanija/

Pasado el medio día se dió el pitazo inicial y desde un primer momento se vió un completo dominio de la Nación Mapuche. Los primeros 10 minutos el portero Adrián "Kuniklo" Alejandro salvó 3 clamorosas ocasiones de gol pero no puedo evitar que Richard Ñancuvilo abriera el marcador luego de una excelente habilitación que lo dejó solo frente al arquero. Desde ahí el ataque mapuche fue arrollador y antes del minuto 25 ya goleaba 4-0, La selección Esperanto se logró asentar en el terreno de juego, logrando intimidar la portería rival mientras que las cargas del seleccionado Mapuche no lograban sobrepasar al cancerbero esperanto, que a esa altura se convertía en figura, evitando aumentar el marcador hasta el descanso.

En el segundo tiempo el ataque mapuche no cesó pero gracias a la acción individual de Wilson Cerda la Selektitaro descontó con un precioso remate desde fuera del área. El equipo araucano se abocó nuevamente al ataque y consiguió estirar la diferencia con tres goles de Urra y 10 minutos antes del final Yeison Herrera cerró el contundente marcador de 8 a 1.

Video del Partido

1er tiempo: https://www.youtube.com/watch?v=CR8Mn6M6EUY

2do tiempo: https://www.youtube.com/watch?v=yIHRp3XvjR4

Estadio Municipal Tucapel Bustamante Lastra, Linares

Goles

10' 1-0 ÑANCUVILO Richard
15' 2-0 URRA Guillermo
18' 3-0 ÑANCUVILO Richard
23' 4-0 CATRIBIL Carlos
56' 4-1 CERDA Wilson
64' 5-1 URRA Guillermo
71' 6-1 URRA Guillermo
76' 7-1 URRA Guillermo
78' 8-1 HERRERA Yeison

Alineaciones: Pronto

viernes, 5 de agosto de 2016

La calle de Buenos Aires en la que enterraron a cientos de soldados ingleses

Fueron sepultados tras la segunda invasión inglesa en lo que en ese entonces era la huerta del Convento de Santo Domingo

Cientos de soldados británicos y argentinos fueron enterrados al término de la segunda invasión inglesa, en 1807, bajo lo que hoy es el Pasaje 5 de julio, que en ese entonces era la huerta del Convento de Santo Domingo.

Tras sitiar Buenos Aires, el 5 julio de 1807 miles de soldados ingleses marcharon en 12 columnas desde la Plaza Miserere hacia el fuerte. La estrategia fue un fiasco y la heroica resistencia cívico-militar no tardó en imponerse. El Convento de Santo Domingo fue el último lugar en el que se atrincheraron las tropas británicas.

El convento fue tomado y la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario fue saqueada. El templo todavía alberga unas banderas británicas que el capitán Santiago de Liniers y Brémont le había dado a los dominicos tras la primera invasión, en 1806.

Con Liniers al mando, los defensores de la ciudad ocuparon la casa de Francisco de Telechea, en Defensa y Moreno, desde donde dispararon hacia la única torre que en ese momento tenía la iglesia, en el lado este.

En la torre todavía se pueden ver una serie de tachas de madera que fueron colocadas en los agujeros que dejaron los cañonazos. Las pusieron en 1836 para preservar el campanario y recordar la histórica defensa de la ciudad.

Pese a que les habían ocupado el convento y la iglesia, los dominicos generosamente donaron su huerta para que enterraran los cuerpos de los soldados ingleses y buena parte de los argentinos muertos en combate. Siempre se habló de entre 2.700 y 3 mil cuerpos, pero la cifra sería menor.

La huerta fue expropiada en 1822 tras la reforma eclesiástica de Bernardino Rivadavia, entonces ministro de Gobierno de Martín Rodríguez. Por allí levantaron un pasaje, que primero se llamó Sarandí y luego fue rebautizado con la fecha en que se frenó la avanzada inglesa.

Aunque muchos creen que los cuerpos todavía siguen allí, los restos fueron removidos y trasladados a varios cementerios durante la construcción del pasaje, que dividió al convento en dos.

La basílica alberga otro pasaje importante de la historia argentina: en el atrio de la Iglesia está la tumba de Manuel Belgrano, depositado el 20 de junio de 1920 en una sencilla losa que llevaba la inscripción "Aquí yace el general Belgrano".

El mausoleo fue levantado 83 años después, a metros de la avenida Belgrano. La base está hecha con mármol de Carrara y las estatuas que están a los costados simbolizan el pensamiento y la acción, respectivamente.

La cinta que tiene uno de los cuatro ángeles que sostienen el féretro dice "Studis Provehendis", que en latín significa "proveedor de estudios". La frase alude a las cuatro escuelas que se construyeron con los 40 mil pesos con los que Belgrano fue recompensado por sus victorias militares.

 Crédito: Nicolas Stulberg / Infobae

jueves, 23 de junio de 2016

Patrimonio edilicio del Zoológico Porteño: Pabellones, pagodas y templos

El Zoo porteño ostenta un importante patrimonio edilicio que se espera que sea conservado y restaurado en esta nueva etapa. Aquí un repaso de cuáles son sus principales edificios, y la historia de algunos de ellos.

Si hay un espacio de la Ciudad de Buenos Aires que atraviesa la historia de todos los porteños, ese el Zoológico. Quién no tiene una foto frente al Pabellón de los gorilas, la Pagoda de los elefantes o la Casa de los Osos. En esta nieva etapa, en la que el predio será reconvertido en un Ecoparque, se anunció que sus antiguos edificios serán incorporados a este nuevo proyecto. Vale la pena repasar su historia.

Durante una primera etapa, que se desarrolló a lo largo de la primera gestión del zoológico, entre 1888 y 1904, se construyeron sitios donde predominaba la intención de remitir al visitante al lugar de origen de cada animal. Dentro de este período, pueden mencionarse la casa de los osos, el templo hindú de las cebras, el pabellón de los loros y el de los leones.

Fue durante la gestión de Clemente Onelli, entre 1904 y 1924, que la arquitectura se volcó al estilo clásico, donde se hicieron el Templo de Vesta, el pabellón de la música, la antigua estación y la condorera.

Casa de osos
Este edificio fue construido siguiendo los principios neogóticos, un estilo que replica la arquitectura que se construyó en Europa durante un tramo de la Edad Media. Las ventanas ojivales (que terminan en punta) es un elemento emblemático de esto.



Pabellón de la jirafa
La construcción donde reside el animal más alto del establecimiento está inspirada en el arte musulmán, mientras que los capiteles de las columnas están están ornamentados con plumas, hojas de papiro y coronas de pavo real.



Pagoda
La morada actual de los osos panda (antiguamente correspondía a los elefantes) se refiere a la idea de una pagoda, un tipo de edificio religioso (generalmente budista) que se encuentra en numerosos países asiáticos, entre ellos China, Vietnam, Tailandia y Corea.



Pabellón de los loros
Fue donada por el gobierno español, y se inspira en el estilo morisco, que fue practicado en numerosas partes de España (entre ellos Granada, Valencia y Aragón) durante los años posteriores a la conversión al catolicismo de los Reyes Católicos de España en 1502.


Templo de Vesta
Fue diseñado en base a un templo dedicado a Hercúles, dentro del Foro Boario, en roma, y originalmente fue concebido como un sitio de lactancia, donde las madres pudieran amamantar a sus niños mientras paseaban por el parque.



El Jardín Zoológico de Buenos Aires está ubicado el establecimiento donde Juan Manuel de Rosas construyó una casa imponente, la cual contaba con numerosos animales que le regalaban con los cuales entretenía a las visitas: yaguaretés, guanacos, ñandúes y monos.

Con el tiempo se convirtió en residencia presidencial. Y cuando en 1852 Rosas fue derrotado en la batalla de Caseros, el lugar quedó abandonado por 20 años. Con la creación del Parque 3 de Febrero, en 1888, se inauguró el Jardín Zoológico, con una construcción donde el gusto por lo oriental fue determinante: la casa de los osos, los templos hindúes de cebúes y elefantes y los pabellones de los loros y los leones cuentan con esta impronta. Con más de 3 millones de visitantes por año, es uno de los más visitados del mundo.

ARQ Clarín