sábado, 24 de julio de 2010

La corte de La Haya declaró legal la independencia de Kosovo

El nombre de Kosovo es familiar para casi todas las personas. Es asociado de inmediato con la guerra de los Balcanes y la guerra de Kosovo, en la cual este territorio - otrora Provincia Yugoeslava - fue participe exclusivo. Este conflicto bélico fue una verdadera catástrofe humanitaria, una masacre, como lo son todas las guerras que han existido, incluyendo un genocidio hacia el Pueblo Kosovar.
Luego de estos incidentes, tanto la OTAN como la ONU han estado presente en el territorio, tratando de lograr la estabilidad que se había perdido debido a los conflictos anteriormente citados.
El 17 de Febrero de 2008 Kosovo declaró su independencia en forma unilateral, con el apoyo de Estados Unidos y el reconocimiento de Francia, Alemania, Canadá, Australia, Japón, Reino Unido, Portugal, Ecuado y Colombia entre otros; a pesar de la rotunda negativa de Serbia, Rusia y España.
En este lote de Naciones que no reconocen a la República de Kosovo se encuentra Argentina, compartiendo postura con España, debido exclusivamente a los conflictos existentes tanto con Malvinas y Gibraltar. Reconocer la independencia de Kosovo sentaría un precedente para ambos conflictos, ya que alentaría a los Gibralteños y Kelpers a reclamar su autodeterminación...temas complicados, las Naciones reclaman tierra, pero allí vive gente muy distinta a la de las Naciones demandantes. De todos modos la historia es una sóla.
El 22 de Julio de 2010, la Corte Internacional de Justicia de La Haya declaró que la independencia de Kosovo es completamente legal
.



De Clarín.com, por Natasha Niebieskikwiat

Bastó la opinión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) anunciada ayer en La Haya de que la declaración unilateral de independencia de Kosovo de febrero de 2008 “no” violó “el derecho internacional” para que se sacudiera el mapa político global, en el que grupos separatistas y regiones del mundo entero aguardaban esta sentencia.

Desde Washington, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, festejó la noticia y llamó a los países que aún no reconocieron a la autoproclamada República de Kosovo –como la Argentina– a hacerlo. Sólo 69 países han aceptado la independencia unilateral de los albanokosovares. Serbia y su aliado ruso volvieron ayer a rechazarla de plano. Entre tanto, la Unión Europea llamó al diálogo entre las partes.

Aunque no es vinculante, el procedimiento consultivo que 10 de los 14 jueces del máximo órgano judicial de la ONU avalaron ayer da un fuerte espaldarazo a la decisión unilateral tomada por la mayoría albanesa de esta ex provincia autonóma, que Serbia –poder central de la desmembrada ex Yugoslavia– considera parte sagrada de su territorio.

Fue el presidente de la CIJ, el juez Owada Hisashi –también padre de la princesa de Japón, Owada Masako– quien ayer leyó la opinión final de la Corte.

Dijo que la declaración de independencia albanokosovar no había violado la ley internacional , ni “la resolución 1244 del Consejo de Seguridad (de 1999) ni el marco constitucional”. La 1244 había establecido una administración provisoria bajo mandato de la ONU para apaciguar la situación en Kosovo sobre el final del brutal régimen del serbio Slobodan Milosevic, tras la guerra de los Balcanes en 1999.

Bandera y Escudo de la República de Kosovo

La lectura de Owada duró casi dos horas. Por la trascendencia de la sesión había ayer más de 80 periodistas del mundo entero, a diferencia del puñado que reunió la sesión del 20 abril pasado, cuando la Corte emitió su sentencia en el juicio de las pasteras que Argentina abrió aquí contra Uruguay. Afuera, discretamente, un grupo de albaneses agitaba unas banderitas, mientras en Pristina festejaban con champagne.

Ahora, con sus matices, las repúblicas prorrusas de Osetia del Sur y Absajia; la región de Nagorno–Karabaj, también en el Cáucaso; los separatistas vascos en España, y hasta la población probritánica de las Malvinas, entre otras, podrían mirarse en el espejo de Kosovo.

De todas maneras, el estatus final kosovar deberá ser debatido por la Asamblea General de la ONU, en setiembre, según recordó ayer desde esta ciudad a Clarín el canciller serbio Vuk Jeremic, quien subrayó además que su país “nunca” iba a reconocer un eventual Estado de Kosovo. Lo mismo reiteró desde Belgrado el presidente serbio Boris Tadic, mientras que su gobierno analizaba la formación de un gabinete de crisis.

Siguiendo las mismas opiniones que tuvieron los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) bombardeó la ex Yugoslavia, en 1999, los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia favorecieron la independencia de los albanokosovares. Rusia y China se opusieron.

“Lo que hizo la Corte ayer fue reformular la pregunta que le hizo la Asamblea General y, en lugar de analizar la conformidad o no con el derecho internacional de la declaración de independencia, examinó únicamente si violaba o no el derecho internacional , con lo cual dejó de lado el examen de la cuestión de saber si el derecho internacional confiere o no a los albaneses el derecho de declarar la independencia”, explicó a este diario el argentino Marcelo Kohen, abogado de Serbia en este proceso consultivo y también abogado de la Argentina en el juicio por la pastera de Botnia. Kohen destacó ayer como “importante” que la Corte reconociera “el principio de integridad territorial”, pero criticó que ésta hiciera un “análisis más que discutible” –dijo— de quiénes fueron los autores de la declaración de independencia. Es que la CIJ no reformuló como “representantes” kosovares lo que en realidad eran autoridades provisorias.

Por cierto, esta opinión consultiva de la Corte es la primera en la que participa Argentina . Lo hizo junto a otros 35 países. El país estuvo representado legalmente por la Consejera Legal de la Cancillería, Susana Ruiz Cerutti, también cabeza legal en el juicio contra Uruguay.

Imagen del match de 2006 entre Mónaco y Kosovo

Un refugio en el Fútbol:
Es sabido que el Fútbol no sólo es el deporte más popular del mundo, sino que también sirve para reivindicar causas políticas, patrióticas o demostrar unidad en causas históricas o bien encarar el match como una revancha por sucesos históricos del pasado.
Kosovo no escapa a esto, quizás uno de sus primeros actos para demostrar su unidad y sentimiento como Nación fue su seleccionado de fútbol al cual, inclusive, le han prohibido jugar.
Su primer encuentro fue en 1993 Vs Albania, el cual lo derrotó por 3-1. Luego participó de un pequeño Torneo en Chipre del Norte, Vs el anfitrión
(0-1) y Laponia (4-1).
Su mayor victoria fue un 7-1 Vs Mónaco en 2006 y su último partido, un gran triunfo sobre Arabia Saudita por 1-0, en 2007.
A pesar de tener muchísimas trabas a la hora de querer jugar con su representativo nacional, Kosovo tiene un rico historial a nivel selección, hasta cuenta con una ordenada liga nacional.
Sin dudas, una vez reconocida su total independencia su primer acto de presencia internacional será afiliarse a la UEFA, para luego ingresar a la FIFA. Deseo que suceda.
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.