martes, 26 de octubre de 2010

Hallan insectos de 50 millones de años de antiguedad conservados en ámbar

Un centenar de nuevas especies fueron descubiertas en la India. Los fósiles se encuentran conservados en ámbar. El increíble estado de conservación en el que fueron hallados aporta a los científicos una condición ideal para su análisis y estudio, facilitando la terea de obtener resultados más convincentes y exactos.

El ámbar o resina proviene de selvas tropicales que existieron hace más de 50 millones de años.

Muchos de los insectos están relacionados con especies de otras partes del mundo, incluyendo América del Sur, a pesar de que, según la teoría de la formación de continentes, el subcontinente indio estuvo aislado durante millones de años.

Los científicos encontraron los depósitos de ámbar en una mina de lignita en la localidad de Cambay, en el estado de Gujarat, en el oeste de India.

El equipo de expertos - de India, Alemania y Estados Unidos - fue liderado por Jes Rust, de la Universidad de Bonn, y los primeros resultados de su trabajo acaban de ser publicados en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. (Proceedings of the National Academy of Sciences, PNAS).
Continentes a la deriva

De acuerdo a la teoría más aceptada, en un principio sólo había dos supercontinentes en la Tierra: Laurasia en el norte y Gondwana en el sur.

Cuando Gondwana se partió en varios fragmentos en el período Jurásico, hace unos 160 millones de años, uno de los fragmentos comenzó a desplazarse hacia el norte.

Moviéndose a la deriva a una velocidad de entre 15 y 25 cms por año durante 100 millones de años, el territorio chocó con Asia transformándose en lo que hoy conocemos como el subcontinente indio. La colisión formó la cadena montañosa del Himalaya.

Siempre se había creído que ese fragmento de Gondwana se había desplazado completamente aislado y que en él evolucionaron especies únicas.

Pero muchos de los insectos descubiertos tienen vínculos con especies modernas y con otras que existieron hace millones de años en otras partes del mundo, incluyendo Asia, Australia y América del Sur.

Esto puede explicarse por la existencia en el Eoceno de "puentes", pequeñas islas entre la masa del subcontinente indio y otros territorios.

"Es possible que las plantas puedan desplazarse cientos de kilómetros flotando en las corrientes y, en el caso de los insectos, algunos podían volar", dijo el Dr. Rust a la BBC.

La antiguedad de la Selva
La resina descubierta en India, conocida como ámbar de Cambay, "se originó en selvas tropicales de árboles de la familia Dipterocarpaceae, que pueden verse en los bosques del sureste de India hoy en día", señala Paul Nascimbene, del Museo de Historia Natural en Nueva York, otro de los autores del estudio.
"Además del ámbar encontramos fragmentos de madera fosilizados y pudimos analizar su microestructura", con lo que fue posible determinar cuándo surgieron los bosques tropicales actuales.

Hasta ahora, muchos expertos señalaban que los bosques del sureste de Asia emergieron hace 20 o 25 millones de años.

Pero el nuevo descubrimiento indica que esos bosques se originaron hace 60 millones de años, dijo a la BBC David Grimaldi, del Museo de Historia Natural de Nueva York, otro de los investigadores.

"Los fósiles que encontramos en India son la evidencia más antigua de bosques de la familia Dipterocarpaceae", afirma Grimaldi.


Científicos trabajando en el área del hallazgo, en lo que alguna vez fue una selva

Especímenes en perfecto estado y en 3D
Uno de los aspectos más sorprendentes del ámbar descubierto en India es la gran cantidad de insectos perfectamente conservados, muchos de los cuales jamás habían sido vistos.

A diferencia de la resina que se encuentra en Europa, el ámbar de India es menos duro, por lo que fue posible disolverlo completamente usando tolueno y cloroformo para extraer los insectos y plantas atrapados en él.

"Tenemos especímenes completos, tridimensionales, que tienen 52 millones de años", dijo el Dr. Rust.

Es la primera vez que se encuentran cantidades importantes de ámbar en India. Los depósitos mayores están en los países bálticos (80%), en la República Dominicana y en México.

"Hay toneladas de ámbar en este depósito en India y lo interesante es que fue producido en los trópicos, la zona de mayor biodiversidad", afirma el Dr. Rust.

Los fósiles de zonas tropicales generalmente no están bien conservados, lo que hace al descubrimiento en India aún más especial.

Con toneladas de ámbar a su disposición, el equipo de investigadores espera descubrir muchos más secretos de las selvas tropicales de la Tierra hace millones de años.
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.