domingo, 19 de diciembre de 2010

Marruecos y el Frente Polisario debaten sobre el futuro del Sahara Occidental

Marruecos y el Frente Polisario han finalizado la última ronda de negociaciones informales auspiciadas por las Naciones Unidas (ONU) sin alcanzar ningún acuerdo, excepto el de reunirse en enero y acelerar las conversaciones sobre el futuro estatus del territorio en disputa.
"Cada parte continúa rechazando la propuesta de la otra como una mera base para futuras negociaciones", ha asegurado el mediador Christopher Ross tras tres días de conversaciones entre los representantes marroquíes y saharauis --la octava ronda desde 2007--.

Rabat ofrece autonomía al Sáhara como parte de Marruecos, pero el Frente Polisario solicita un referéndum con la total independencia como una de las opciones. La ONU considera que una de las dos posiciones debe ser considerada la base para las conversaciones, pero ninguna de las dos partes cede en este aspecto, según ha informado Reuters.

Ross ha manifestado que a pesar de encontrarse en punto muerto, ambas partes "están deseando crear una nueva dinámica en el proceso de negociaciones" en 2011 basándose en reuniones más frecuentes. En este sentido, mantendrán una reunión los días 21 y 22 de enero y de nuevo en marzo. Pese a que el lugar aún no ha sido decidido, fuentes oficiales de Naciones Unidas apuestan por Manhasset, en Long Island, lugar en el que se han mantenido las rondas previas de este tipo de reuniones entre ambas partes.

"CONCRETAR IDEAS"
Ross ha declarado además que ambas partes han propuesto "concretar ideas" para mejorar las negociaciones. El representante en Naciones Unidas del Polisario, Ahmed Boujari, que éstas son "ideas formales más que sustantivas, sin tocar la esencia del problema", y ha incluido entre ellas la opción de aprender de otras disputas similares.

El ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi Fihri, ha manifestado que la delegación de su país ha presentado "muchas propuestas para acelerar el ritmo y cambiar hacia una acercamiento para alcanzar una solución política". En este sentido, ha agregado que el objetivo es "crear mejor ambiente para unas negociaciones reales, profundas y sinceras".

Por el contrario, el líder la delegación del Polisario, Jatri Addu, ha afirmado que en la última ronda de negociaciones "no ha habido ningún progreso, ya que la delegación marroquí permanece estancada en su actitud de obstrucción".

Ambas partes han chocado también acerca de la violencia del mes pasado en El Aaiún, donde las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron un campamento de protesta por la fuerza. Fihri ha recalcado que no hubo muertos entre la población civil, tal y como alega el Polisario, y que el incidente ha sido explotado por "otras partes" para "dejar de lado las conversaciones". Por su parte, Addu ha recordado que el Polisario ha demandado una investigación independiente de lo que ha denominado "eventos sangrientos" en el campamento.

Sobre el Frente Polisario

Creado a fines de 1960 el Frente Polisario (Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro) es el sucesor del viejo Movimiento para la Liberación del Sahara cuyo objetivo es
acabar con la ocupación de Marruecos y conseguir la autodeterminación del pueblo saharaui.

Sobre el Sahara Occidental (República Árabe Saharaui Democrática)
Es un territorio en disputa que actualmente se encuentra en poder de Marruecos.
Antigua provincia española del Sahara Español que fue anexionada en 1976 por Marruecos y Mauritania y completamente anexionada por Marruecos en agosto de 1979, al retirarse Mauritania de la zona que ocupaba.
Las fronteras internacionales de su territorio se corresponderían con las del antiguo Sahara Español administrado por España (1885-1976), a excepción de la Franja de Tarfaya, entregada a Marruecos en 1958, después de la Guerra de Ifni.
Marruecos reclama derechos ancestrales sobre el territorio. Sin embargo, el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya emitió por unanimidad un dictamen el 16 de octubre de 1975 en el que:

Los materiales e información presentadas al Tribunal muestran la existencia, en el momento de la colonización española, de vínculos jurídicos de vasallaje entre el Sultán de Marruecos y algunas de las tribus que viven en el territorio del Sáhara Occidental. Igualmente, muestran la existencia de derechos, incluidos derechos sobre la tierra, que constituyen vínculos jurídicos entre la entidad mauritana, tal como la entiende el Tribunal, y el territorio del Sáhara Occidental. De otro lado, la conclusión del Tribunal es que los materiales e información presentadas a él no establecen ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sahara Occidental y el reino de Marruecos o la entidad mauritana. Por tanto, el Tribunal concluye que no ha encontrado vínculos jurídicos de tal naturaleza que puedan afectar a la aplicación de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General a la descolonización del Sáhara Occidental y, en particular, al principio del autodeterminación a través de la libre y genuina expresión de la voluntad de los pueblos del territorio.

Desde ese momento, el Frente Polisario, que había sido una organización político-militar, pasó a centrarse en la lucha por el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Alcanzó mayor legitimidad en 1979 tras la cesión de Mauritania del sur del Sáhara Occidental que hasta entonces había administrado de acuerdo a los Acuerdos de Madrid y el acuerdo marroquí-mauritano de 14 de abril de 1976.

Actualmente, el territorio del Sáhara Occidental se halla dividido por un muro o berma de más de 2.000 km de largo que divide de norte a sur el territorio del Sáhara Occidental. Dicho muro permanece vigilado por más de 150.000 soldados del ejército marroquí, está estrechamente vigilado con radares y rodeado por un extenso campo de millones de minas antipersonales y anticarro, todo esto a un costo que supera el millón y medio de euros diarios. La zona al oeste del muro es el territorio ocupado militarmente por Marruecos, mientras que la zona al este del muro es el territorio administrado por el Frente Polisario, sobre el que ejerce su soberanía la RASD.

La RASD es reconocida por 81 estados. Estados que no reconocen a la República Saharaui pueden, sin embargo, reconocer al Frente Polisario como representante legítimo del pueblo saharaui, pero no a su gobierno en el exilio como un Estado (por ejemplo, la mayoría de los países europeos). Varios Estados han retirado su reconocimiento de la RASD (cerca de 20 países), sobre todo debido a las presiones de Marruecos y las negociaciones. Si nos atenemos a la legislación internacional en relación con el reconocimiento de Estados, que figura en el art. 6 de la Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados:

"El reconocimiento de un estado simplemente significa que el Estado reconoce que acepta la personalidad del otro con todos los derechos y deberes determinados por el derecho internacional. El reconocimiento es incondicional e irrevocable".

Por lo tanto, una vez que uno o más Estados reconocen a la RASD como Estado soberano, estos estados no pueden revocar su reconocimiento, salvo que la RASD como Estado deje de existir o el estado que extiende su reconocimiento de la RASD deje de existir. Sólo puede revocar el reconocimiento de un gobierno, no el propio Estado.


Información sobre el Sahara Occidental:

Superficie: 266.000 km²

Población: 273.008 (2006)
Capital: El Aaiún
Idioma oficial: Árabe (hassanía), Español
Moneda: Peseta saharaui (emitida por el Frente Polisario)
División administrativa, 6 provincias:
Aousserd, Assa Zag, Boujdour, Es Semara, El Aaiún y Oued Ed-Dahab.

Fuente:
Europa Press

Código B
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.