miércoles, 9 de febrero de 2011

Destruyen por error la camiseta que usó Trezeguet en la final de Francia 98

Los fanáticos del fútbol en Francia no salen de su asombro por la  curiosa historia digna de guión cinematográfico protagonizada por coleccionistas, camisetas, falsificaciones y policías. Y es que la camiseta con la que David Trezeguet disputó la final del Mundial 1998 ha sido destruida por los funcionarios de la aduana francesa por creer que se trataba de una falsificación.

La historia tiene un protagonista llamado Olivier Démolis, un aficionado galo de la provincia de Saboya, que colecciona camisetas históricas. Según desvela el periódico 'Le Dauphine', en su colección figuran, entre otras, las 'blues' de Zidane, Desailly, Guivarch o Boghossian. Su sueño era completar ese elenco con la que lució el actual delantero del Hércules en aquella mítica final de Saint Denis ante Brasil.

La camiseta anhelada por el coleccionista francés fue puesta a la venta en 2010 por un distribuidor autorizado de Brasil a través de EBay y Démolis comenzó su puja. El precio inicial de la camiseta alcanzó los 11.000 euros, aunque el regateo de nuestro protagonista permitió rebajar su coste a los 7.350 euros. "Era un vendedor muy experto y estoy seguro de que la camiseta era oficial", asegura el propio coleccionista galo en su entrevista.

"En 2010 tuve que hacer un montón de horas en mi trabajo de electricista para ahorrar dinero", expresa un Démolis que pensaba que no se le podía escapar su deseada camiseta 'blue'. La prenda partió desde Brasil a través de la marca Chronopost y el 16 de noviembre era el día esperado por el coleccionista francés. Esa era la fecha en la que el paquete debía llegar a su destino.

Olivier Démolis acudió a la oficina de correos de su localidad para recoger la entrega pero se le comunica que la aduana ha confiscado el paquete. Tras unas horas de espera, recibe la noticia de que los funcionarios aduaneros habían destruido su preciado tesoro por creer que se trataba de una falsificación. "En ese momento me volví loco", reconoce Olivier.

Desde ese momento, el coleccionista galo ha intentado solucionar su decepción utilizando todo tipo de recursos. No dudó en escribir incluso a Nicolás Sarkozy, al presidente de la Federación Francesa de Fútbol, e incluso al mismo David Trezeguet. En enero, Démolis contrató a un abogado como defensa para conseguir una indemnización pero no hasta el momento no ha obtenido respuesta alguna. El tribunal debe decidir en próximas fechas pero lo único cierto es que su sueño de poseer la camiseta con el dorsal '20' que usó Trezeguet en aquella célebre final ante Brasil, se ha visto truncado.

elmundo.es
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.