lunes, 25 de julio de 2011

Construirán un barco que será 11 veces más grande que el Titanic

Once veces más grande que el Titanic. Con este título, varios portales del mundo “vendieron” la noticia del barco en construcción que se transformará en el más grande del mundo. Según el diario español El País, el navío será un coloso de 600 mil toneladas y 3.331 metros cuadrados, que dejará chico al mítico buque de pasajeros británico hundido en 1912 (de tan sólo 52 mil toneladas).




Sin nombre por el momento, el barco de la compañía petrolera Shell espera estar listo en 2012, aunque pasarán varios años para que la nave esté totalmente terminada. La nave no será construida para navegar, sino para aprovechar los recursos marinos que están a cientos de kilómetros de la costa.
Aún no fue bautizada y, por ahora, sólo recibe la denominación de FLNG (por las siglas en inglés correspondientes a gas natural licuado flotante). Según indicaron, en el proyecto trabajan más de 600 personas de todo el mundo y costará entre 5.500 y 10.400 millones de euros.

En las profundidades del mar existe gran cantidad de gas, pero es difícil conseguirlo a cientos de miles de kilómetros de la costa. “La manera tradicional de transportar gas en el mar es a través de gasoductos. Así se hace en el Mar del Norte, donde las plataformas están cerca de la costa”, explicó Neil Gilmur, el director del proyecto.

El concepto es práctico porque no se necesita una estructura fija ya que “cuando se te acaba el gas de esa reserva te llevas el barco hasta la siguiente”, aseguró el ministro australiano de Recursos y Medio Ambiente, Tony Burke. El funcionario elogió el proyecto por la reducción de emisiones que supone con respecto a otras estructuras.

Está previsto que la primera sección se inaugure en 2012 y para el 2017 ya esté funcionando a pleno en la costa norte de Australia, para sacar provecho de las grandes reservas de gas natural que existen allí, que se estima que puede durar unos 25 años.

Grupos ecologistas cuestionaron al barco, preocupados por los posibles vertidos. Según El País, la asociación WWF asegura que las tuberías bajo el agua y el material de extracción pueden dañar el medio marino y estima que el proyecto emitirá más de dos millones de toneladas de gases con efecto invernadero al año.

(Fuente: agencias / Clarín.com)
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.