jueves, 10 de marzo de 2011

El Museo Británico compró una colección de piezas milenarias que pertenecieron a Agatha Christie

El British Museum adquirió una colección de marfiles asirios milenarios, algunos de los cuales habían estado en poder de la escritora inglesa Agatha Christie.

Las piezas talladas tienen más de tres mil años de antigüedad y fueron adquiridas por el museo londinense en 1.880.000 dólares, a unos 50 años de que arqueólogos británicos se las llevaran de una excavación realizada al norte de Irak.



Estas formaban parte de unos 6.000 objetos diseñados en pleno apogeo del Imperio Asirio que los británicos extrajeron entre 1949 y 1963, de un asentamiento arqueológico en Nimrud, una de sus capitales, informó la agencia de noticias ANSA.

Las excavaciones habían sido lideradas por Max Mallowan, primer esposo de la novelista, que aprovechó la aventura para escribir "Intriga en Bagdad".

Terminado el trabajo, los ornamentos fueron divididos entre Irak y Gran Bretaña; que archivó su poción en el Instituto Británico para el Estudio de Irak, a cargo de la venta, medio siglo después, de un tercio de la colección al British Museum, la donación de otro tercio a la misma institución y la devolución del resto al país oriental.

La colección tiene "una importancia extraordinaria (y) permitirá un mayor entendimiento de la religión, sociedad y tradiciones del Imperio Asirio, como también de todo Oriente Medio", dijo Neil Mac Gregor, titular del museo.

"No sólo son hermosas, sino que llevan consigo muchas historias", agregó Mac Gregor: de hecho investigadores británicos cuentan que muchas de las piezas -creadas entre el IX al VII a.C.-

estaban cubiertas en oro, piedras semi preciosas y talladas sobre marfiles importados de ciudades mediterráneas; y que fueron los babilonios los que les quitaron las valiosas coberturas en el 612 a.C.
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.