viernes, 10 de junio de 2011

Las Voyager siguen revelando los secretos del Sistema Solar

Las sondas Voyager de la NASA han conseguido realmente ir a donde nadie ha ido antes. En un silencioso vuelo sin motor hacia las estrellas, a 14.500 millones de kilómetros de la Tierra, están emitiendo de nuevo noticias desde los confines inexplorados del sistema solar.

Los científicos de la misión dicen que las pruebas que acaban de recibir son realmente muy importantes. Utilizando un modelo informático basado en los datos del Voyager, los investigadores de la misión han demostrado que el campo magnético del sol se convierte en burbujas en la heliopausa.

Según los modelos informáticos, estas burbujas son grandes, de unos 160 millones de kilómeros de ancho, por lo que a las sondas les tomaría semanas en cruzar una de ellas. Voyager 1 entró en la denominada 'zona de espuma' en torno a 2007, y el Voyager 2, le siguió un año más tarde. Al principio, los investigadores no entendían lo que el Voyager detectaba pero ahora tienen una buena idea.

"El campo magnético del Sol se extiende todo el camino hasta el borde del sistema solar", explica Opher. "Debido a que el sol gira, su campo magnético se retuerce y arruga, un poco como una falda de bailarina. Lejos, muy lejos del sol, donde las Voyager están ahora, los pliegues de la falda se amontonan".

Cuando un campo magnético se ve severamente doblado como en este caso, pueden suceder cosas interesantes. Las líneas de fuerza magnética se entrecruzan, y "conectan" --reconexión magnética es el mismo proceso energético subyacente a las erupciones solares--. Los pliegues de la falda tienden a reorganizarse, a veces de forma explosiva, en espuma de burbujas magnéticas.

"Nunca esperábamos encontrar algo asi en el borde del sistema solar, pero ahí está!" dice el colega de Opher en la Universidad de Maryland Jim Drake.

Teorías de la década de 1950 habían previsto un escenario muy diferente: se suponía que el campo magnético distante se curvaba alrededor de arcos y que con el tiempo se replegaba para reunirse con el sol. En realidad, estas burbujas parecen ser autónomas y de forma sustancial están desconectadas del amplio campo magnético solar.

Las lecturas energéticas de los sensores de partículas sugieren que las Voyager de vez en cuando entran y salen de la espuma, por lo que podría haber regiones en las que las viejas ideas siguen teniendo vigencia. Pero no hay duda de que estos modelos antiguos por sí solos no pueden explicar lo que las Voyager han encontrado.

Drake dice: "Todavía estamos tratando de envolver nuestras mentes en torno a las implicaciones de estos resultados."

La estructura del campo magnético solar distante --espuma versus no espuma-- tiene una aguda importancia científica, ya que define la forma en que interactúa con el resto de la galaxia. Los investigadores llaman a la región donde las Voyager están ahora "la heliofunda". Se trata esencialmente de la frontera entre el Sistema Solar y el resto de la Vía Láctea.


DEFENSA DE LOS RAYOS CÓSMICOS
"Las burbujas magnéticas parecen ser nuestra primera línea de defensa contra los rayos cósmicos", señala Opher. "No hemos resuelto aún si esto es bueno o no."

Por un lado, las burbujas parecen ser un escudo muy porosa, permitiendo que muchos rayos cósmicos a través de los huecos. Por otra parte, los rayos cósmicos podrían quedar atrapados dentro de las burbujas, lo que haría de la espuma un escudo muy bueno.

Hasta ahora, gran parte de las evidencia de las burbujas vienen de las medidas energéticas y de flujo recibidas de Voyager. Las pruebas también se pueden obtener de las observaciones de campo magnético de las Voyager y algunos de estos datos son también muy sugerentes. Sin embargo, debido a que el campo magnético es tan débil, lleva mucho más tiempo analizar los datos con el rigor adecuado. Por lo tanto, se sigue trabajando para desentrañar las firmas magnéticas de las burbujas en los datos de las Voyager.

"Probablemente descubrirá que es correcto que el Voyager se está internando profundamente en la espuma y aprenderemos más acerca de su organización", dijo Opher. "Este es sólo el principio, y habrá más sorpresas por delante."

EP
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.