viernes, 4 de febrero de 2011

La increíble torre giratoria de Dubai, proyectada por David Fisher

El arquitecto italiano David Fisher proyectó en Dubai la primera torre giratoria del mundo, en la que sus pisos, prefabricados individualmente, rotarán en torno a una columna vertebral central

Que Dubai es un laboratorio inmenso y millonario para proyectos insólitos no cabe duda. Sin embargo este, la Torre Giratoria de 80 pisos que proyecta el arquitecto italiano David Fisher, es única y sorprendente. Porque promete desafiar la quietud arquitectónica y reemplazarla por movilidad de cada uno de sus pisos, rotando en torno a un eje central fijo, para nutrirse de las mejores vistas, del asoleamiento, y de la energía alternativa que es otro de los desvelos de esta obra impactante.

Se trata de arquitectura dinámica, donde la cuarta dimensión que se suma es el tiempo, afirma Fisher, quien pretende revolucionar la construcción con esta habilidad de rotación independiente de cada unidad, con sólo pulsar un botón. “Habrá 48 turbinas de viento que generarán la energía para mover la torre entera. Y 44 más, que podrán dotar de energía excedente a todo el barrio”, destaca. Preocupado por la sustentabilidad, el método de construcción también apunta hacia ella en cuestión de costos, tiempos y seguridad para los obreros: un equipo en el emplazamiento, se empleará en construir sobre una base de hormigón la espina dorsal del edificio, completada con la batería de ascensores. Mientras tanto, un equipo separado trabajará en una fábrica, prefabricando cada segmento de los pisos. Una vez que la base esté completa, los segmentos que conforman los pisos, serán montados en su posición, alrededor de la espina dorsal central.

“La construcción es mucho más rápida, asegurando un ahorro del 30% con respecto a una torre de similares características. En segundo lugar, se necesitan pocos trabajadores en el emplazamiento de la obra, solamente alrededor de 90 trabajadores especializados in situ, el resto estarán en fábrica”, destaca el arquitecto que llegó a expresar que su proyecto equivale a la “Revolución Industrial en la edificación”.

Pero esta no es la primera vez que propone pre-ensamblados en una obra: ya lo hizo con el hotel Le Meridian de Dubai, donde concretó un sistema de baños de lujo prefabricados, una suerte de primer acercamiento mecánico a la construcción.

Lo cierto es que con la Rotating Tower la escala será diferente. “Los edificios dinámicos marcarán el inicio de una nueva era en la arquitectura y serán símbolo de una filosofía que cambiará la imagen de nuestras ciudades y el concepto de la vida que hoy es netamente dinámica, así como el espacio donde vivimos debiera serlo, adaptándose a nuestras exigencias, conceptos y hasta nuestro humor”, manifestó Fisher ante los medios de Dubai.

Diversos renders que muestran la osada movilidad de la Torre Giratoria
proyectada por David Fisher. En el centro, el núcleo del sistema

La tecnología es el alma del proyecto pero también lo es la sustentabilidad y por ello, la capacidad de autosuficiencia energética resulta fundamental. Además de las turbinas, se instalarán células fotovoltaicas en el techo de cada piso giratorio y gracias al sistema de rotación, podrán tener la más óptima exposición a los rayos. Por otra parte, está previsto usan convectores solares para acondicionar el aire.

Está claro que es un proyecto de alto nivel y que sus habitantes podrán dominar la arquitectura de sus viviendas con sólo un botón. Si bien todavía no hay valores para el m2, se sabe que los primeros veinte pisos de la torre se destinarán a oficinas; los quince siguientes serán para un hotel; luego vendrán 35 niveles de departamentos de lujo y los más altos, llamados “chalets” serán de 1000 m2 promedio cada uno, con jardines y piscinas privadas.

Revista Mercado y Materiales
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.