miércoles, 6 de abril de 2011

El británico Richard Branson viajará a la Fosa de las Marianas a bordo de un minisubmarino

El monoplaza Virgin Oceanic descenderá 11.033 metros en la Fosa de las Marianas. El empresario británico Richard Branson ya intentó dar la vuelta al mundo en globo y planea lanzar los primeros vuelos comerciales al espacio en 2012.





El multimillonario empresario británico Richard Branson anunció el martes su última hazaña: un plan para pilotear un minisubmarino con el que quiere llegar a las fosas más profundas de los océanos del mundo desde este año.

El monoplaza Virgin Oceanic tratará de llegar a los puntos más profundos de los cinco océanos del mundo, lo que significa una aventura sin precedentes y que comenzaría por el más profundo de todos, el Pacífico occidental, este año, explicó Branson a la AFP en el puerto de Newport Beach, 80 km al suroeste de Los Ángeles.

"Considerando que desde hace mucho tiempo el hombre llegó al espacio, y que los vuelos espaciales comerciales están tentadoramente cerca, el último gran desafío para los seres humanos es alcanzar y explorar las profundidades de los océanos de nuestro planeta", dijo Branson. "Hay partes enormes de los océanos que no han sido exploradas. Hay más hombres que han estado en la Luna que aquellos que han bajado a más de 20.000 pies (6.100 metros)".

Branson se turnará la experiencia de pilotear el minisubmarino con el explorador estadounidense Chris Welsh, con quien compartirá la hazaña de sumergirse en un plazo de dos años en cinco puntos del fondo del mar. Si todos los planes se cumplen, el primer descenso será maniobrado por Welsh a finales de este año en la Fosa de las Marianas en el Pacífico, donde se toca fondo a 11.033 metros.

Branson, piloto de reserva para el primer viaje, prevé realizar la próxima hazaña a bordo de esta nave sumergible roja, blanca y azul con destino a la fosa de Puerto Rico y en el Atlántico, a unos 8.605 metros, y que nunca antes ha sido explorada. Los otros objetivos para sumergirse son la fosa Diamantina en el Océano Indico, la profundidad de Molloy en el Artico y Sandwich del Sur en el Atlántico.

Si el primer viaje tiene éxito en la Fosa de las Marianas - que supera en profundidad la altura del Everest-, sería la primera vez en llegar a este fondo después de la exploración realizada por el batiscafo "Trieste" de la marina estadounidense, que llegó allí el 23 de enero de 1960.

El pequeño submarino Virgin, de 5,5 metros de largo, puede desplazarse con un "ala voladora completamente única" hasta 10 kilómetros (seis millas) en el fondo del océano, y funcionar de forma autónoma durante un máximo de 24 horas, mientras filma vida marina nunca antes vista. Welsh dijo que los riesgos potenciales de la aventura son enormes: para resistir presiones de hasta 1.000 veces la presión atmosférica normal, la nave fue hecha con fibra de carbono y titanio, con una bóveda de cuarzo de visualización. "La profundidad supera las capacidades de cualquier otra nave, de modo que un rescate es imposible", explicó Welsh. "Es como estar en el lado oscuro de la luna".

El empresario británico de 60 años de edad, quien espera que el proyecto submarino marque un nuevo récord mundial Guinness, es bien conocido por sus aventuras pasadas, entre ellas, por intentar dar la vuelta al mundo en un globo. Después de empezar en la industria de la música, Branson lanzó una línea aérea y desde entonces se ha diversificado a una amplia gama de negocios, algunos tan innovadoras como Virgin Galactic que prepara lanzar sus primeros vuelos espaciales comerciales a principios de 2012.

El proyecto de Virgin Oceanic fue concebido originalmente por Steve Fossett, aventurero y ex socio de Branson, quien murió en un misterioso accidente aéreo en California en 2007. "En gran parte será en su honor y por su memoria que haremos estos descensos", dijo.

iEco
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.