miércoles, 27 de abril de 2011

La Aduana argentina secuestró 310 dientes de tiburones extinguidos hace 4.000 años

La Aduana secuestró 310 dientes de distintas clases de tiburones extinguidos hace más de 4.000 años, que pretendían ser ingresados ilegalmente al país por un ciudadano chileno, informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Se estima que las piezas están valuadas en u$s 100.000 e iban a ser comercializadas en Brasil y Europa Oriental.

Los restos fósiles fueron descubiertos en el puesto aduanero del Resguardo El Rincón, que controla el Paso Internacional Cardenal Samoré, provincia de Neuquén, mediante la utilización de scanners que permitieron observar piedras graníticas de distintos tamaños en un equipaje de mano.

Al abrirlo, el nerviosismo del pasajero fue tan evidente, que se le solicitó vaciar los bolsillos de su campera, donde se encontraban las piezas fosilizadas.

Los agentes también hallaron restos adheridos al cuerpo del hombre.

Las piezas decomisadas pertenecerían al Patrimonio Cultural de Chile, y habrían sido extraídas del yacimiento paleontológico de la ciudad de Caldera, ubicada al norte del país vecino.

La Ley de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico prohíbe el traslado de materiales arqueológicos o paleontológicos para cualquier finalidad, dentro del territorio nacional y su exportación, sin la previa autorización del organismo donde estén radicados los materiales.

Al constatar que se trataba de mercaderías no declaradas, la Aduana se comunicó con el Juzgado Federal de Zapala, que dispuso la detención del ciudadano y su traslado a esa ciudad.


Télam
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.