viernes, 8 de marzo de 2013

El origen de la vida en la Tierra sería extraterrestre

Una simulación informática realizada por las universidades estadounidenses de California y Hawai sugiere que la vida en la Tierra pudo llegar del espacio exterior a través del polvo interplanetario.
El estudio, publicado en The Astrophysical Journal, demuestra que en el inhóspito ambiente espacial existen las condiciones necesarias para la formación de moléculas complejas, como los dipéptidos, pareja de aminoácidos presentes en todos los seres vivos.

Tal hallazgo avala la posibilidad de que esas moléculas fueran transportadas hasta la Tierra por un cometa o asteroide para iniciar aquí el ensamblaje de proteínas, enzimas y azúcares.

"Resulta fascinante considerar que los ladrillos bioquímicos más básicos de la vida terrestre tengan un origen extraterrestre", afirmó Richard Mathies, químico de la Universidad de California y coautor del estudio.

En los meteoritos investigados hasta ahora habían sido hallados aminoácidos y materias orgánicas, pero nunca estructuras moleculares más complejas o indispensables para darle origen a la vida.

Por eso, los científicos asumieron que la química compleja que originó la vida surgió en los primitivos océanos terrestres, pero los expertos de California y Hawai demostraron que dichos elementos podían darse también en el espacio.

En una cámara de vacío enfriado a unos grados por encima del cero absoluto (-273 grados Celsius), los investigadores Seol Kim y Ralf Kaiser simularon una bola de hielo que contenía varios elementos abundantes en el espacio.

La esfera con dióxido de carbono, amoniaco e hidrocarburos como metano, etano y propano fue bombardeada con electrones de alta energía que simulaban rayos cósmicos.

Los elementos químicos empezaron a reaccionar formando compuestos orgánicos complejos, fundamentalmente dipéptidos, esenciales para la vida.

Los residuos orgánicos fueron analizados con el Mars Organic Analyzer, instrumento diseñado para identificar diminutas moléculas orgánicas en el Sistema Solar, y se reveló la presencia de nueve aminoácidos diferentes y por lo menos dos dipéptidos.

Tales elementos bastan para catalizar la evolución biológica en un planeta como la Tierra, concluyó el estudio.

jf/eli
Calificación:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escriba aquí su opinión o comentario.